Rentabilizar la pausa del café

En muchas organizaciones, los gerentes y los mandos intermedios contabilizan y reducen al mínimo legal los minutos que se emplean para el almuerzo y las pausas del café. ¿Y cuál es la reacción si sorprenden a varios empleados hablando en el pasillo acerca de sus hijos o del partido del domingo?
En ambos casos, el argumento empresarial es que la empresa pierde productividad.

Otros tres casos muy diferentes:

1) El responsable del centro telefónico del Bank of América permitió que todos los empleados programasen la pausa del café a la misma hora, en lugar de ausentarse un empleado cada vez. Con esta simple decisión, consiguió aumentar la productividad en 15 millones de dólares.
2) En el departamento de publicidad de un banco alemán, no lograba poner en marcha las campañas de sus nuevos productos. ¿La razón? El departamento de publicidad y el departamento de servicio al cliente trabajaban en diferentes plantas del edificio. Los publicitarios diseñaban campañas que el servicio de cliente no lograba secundar.
3) Cuando Steve Jobs colaboró en el diseño de las sedes Pixar, se preocupó por favorecer al máximo los encuentros entre especialistas de diferentes áreas, al punto de pensar incluso en la ubicación estratégica de los aseos (por eso de los encuentros fortuitos).

Favorecer el flujo de información

Recientemente, se ha publicado un estudio del laboratorio de dinámica humana del MIT sobre el funcionamiento de las organizaciones [1]. Al describir una empresa, los autores proponen concebirla como una máquina de ideas que se debe generar, recoger y difundir a través de las relaciones sociales.
Para describir la circulación de ideas utilizan dos elementos matemáticos: la conectividad y la exploración.
– La conectividad mide los intercambios de ideas dentro de un grupo de trabajo.
– Exploración mide las ideas nuevas que se traen del exterior.
La conclusión del estudio es contundente: ambos elementos son relevantes y claves. Los individuos, organizaciones, ciudades, incluso las sociedades enteras, que se relacionan con otros y exploran el exterior de su área social, logran una productividad mayor y acrecientan la creatividad.

Hasta la próxima!
Cecilia W.

[1] “Una Sociedad Dirigida por Datos” Alex Sandy Pentland, Revista Investigación y Ciencia (01/2014).

Foto: Cortesía www.pixabay.com/es
  • like it?
  • 9 octubre, 2014Fecha: